Browse By

Cultura preventiva

Inicio Foros Foro de aula Debate PRL 16/17 Cultura preventiva

Este debate contiene 88 respuestas, tiene 32 mensajes y lo actualizó  adis97 hace 9 meses, 2 semanas.

Viendo 15 publicaciones - del 31 al 45 (de un total de 89)
  • Autor
    Publicar
  • #1950

    CarlosChamorro
    Participante

    Analizando lo que dicen mis compañeros y respecto a los datos que hemos ido obteniendo pienso que hay un sector en especial en el que no se tiene muy en cuenta la seguridad del trabajador, en el sector de construcción, se difunden las noticias sobre un accidente laboral, se propaga el mensaje de que la responsabilidad de lo sucedido es sólo de la empresa, sin que todavía existan datos objetivos sobre la forma en que se ha producido y si la planificación de la actividad preventiva era o no la adecuada en función de los riesgos.

    Este tipo de acusaciones, generalistas e indiscriminadas, distorsionan la imagen sobre la preocupación real de las empresas por la seguridad de sus trabajadores, y contribuyen a desviar la atención sobre los elementos que intervienen en un accidente laboral, que no siempre tienen que ver con la ausencia de medidas preventivas.

    En este sentido, se olvida la mayoría de las veces que el factor humano se encuentra presente en todas y cada una de las fases del proceso productivo, y que cualquier error involuntario e invencible puede desencadenar una situación de riesgo capaz de provocar un accidente.

    Es verdad que estos errores y sus consecuencias pueden y deben controlarse pero, sin embargo, no es menos cierto que ello solo será posible en la medida que se consiga implantar una cultura preventiva de carácter colectivo, basada en la colaboración, la cooperación y el compromiso de todos: empresas, técnicos y trabajadores, fundamentalmente.

    Reconociendo que las empresas tienen la obligación de asumir un mayor protagonismo en la consecución de este objetivo, no es justo, sin embargo, presentarlas ante la sociedad como las únicas responsables, pues de esta manera será más difícil involucrar a los trabajadores en la obligación que les incumbe de velar por su propia seguridad y por la de aquellos trabajadores a los que puede afectar la actividad que se les encomiende, a causa de sus propios actos y omisiones.

    Conviene, pues, abandonar la estrategia de la confrontación y poner en marcha actuaciones de colaboración que hagan posible la efectiva integración de todos en el desarrollo y ejecución de la actividad preventiva.

    #1951

    Jon Ibañez
    Participante

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/09/16/catalunya/1474026629_808395.html

    El año pasado la siniestralidad laboral subió un 11,6% en el primer semestre en Cataluña; se debe evitar repetir este tipo de relajación o ceguera que prioriza “la salida de la crisis” o recuperación económica frente al bienestar de las personas.

    “Estamos recuperando puestos de trabajo pero sin la calidad necesaria y también con lacras del pasado. No es momento para que nadie se relaje en la prevención de riesgos laborales” menciona Ginesta en el artículo.El miedo o el aprovechamiento de la situación por parte de muchas empresas a la hora de contratar personal esta haciendo que los trabajadores se conviertan en meras herramientas alquiladas por días,consiguiendo de esta manera que poca gente llegue si quiera a conocer los posibles riesgos que puedan estar rodeandole cada vez que acude a una empresa para prestar sus servicios por unos pocos días.

    Pienso que mientras no cambie la filosofía de contratación actual mediante leyes que protejan al trabajador y le brinden una estabilidad laboral en la que poder beneficiarse de una correcta formación en prevención de riesgos especificos de cada empresa las cifras de accidentes laborales no disminuirán.

    Jon Ibañez (Diseño en Fabricación Mecánica)

    #1952

    khalid
    Participante

    invertir en SST (seguridad y salud de trabajo)

    En épocas de dificultad económica es importante recordar que las deficiencias en la seguridad y la salud en el trabajo cuestan dinero. De hecho, hay estudios de casos que demuestran que una buena gestión de la SST en una empresa va asociada a mejoras en el rendimiento y la rentabilidad.
    Si se descuida la SST pierden todas las partes, desde el trabajador hasta los sistemas sanitarios nacionales. Pero esto significa que todos ellos pueden beneficiarse de mejores políticas y prácticas.
    Los países con sistemas de seguridad y salud deficientes utilizan recursos valiosos para abordar lesiones y enfermedades que podrían evitarse. Adoptar una estrategia nacional sólida entraña numerosas ventajas, entre otras:
    mejora de la productividad por el menor número de bajas por enfermedad
    reducción de los costes de asistencia sanitaria
    mantenimiento en el empleo de los trabajadores de mayor edad
    propiciación de métodos y tecnologías de trabajo más eficientes

    Integración de la SST en la educación

    La integración de la SST en la educación implica incluirla sistemáticamente en las lecciones en el aula. Lo ideal es que forme parte de la vida diaria de los alumnos, los padres y los empleados.
    Si los niños empiezan a adquirir conocimientos sobre salud y seguridad a medida que aprenden a leer y a escribir, esta materia será una parte natural de cómo trabajan, juegan y viven. Los niños desarrollarán una buena actitud en materia de salud y seguridad que les acompañará a lo largo de sus vidas laborales.
    DOC : PLAN NACIONAL DE FORMACIÓN EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
    http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Instituto/…/PlanNacionalFormaciónPRL.pdf

    #1953

    guillemartin341SA
    Participante

    Si analizamos costes económicos, a los que buena parte de mis compañeros hacen referencia; deberíamos ver también lo que le supone a un proveedor que el operario se lesione en su puesto de trabajo y esto cause retraso en la fabricación de sus productos, es ahí donde entra el auditor de la multinacional, que preocupado por la calidad del producto invierte en venir todos los meses para ver como va nuestro proceso de fabricación…
    Hablando desde mi experiencia, dicha auditoria me ha tocado sufrirla, en la cual yo pensaba que solamente el cliente venia para controlar nuestro proceso, de repente sin venir a cuento me pregunta por una manguera de aire que cruzaba por el suelo de mi puesto de trabajo. El auditor bastante preocupado por “mi salud” me dice que esa manguera no puede pasar por ahí ya que me podría lesionar, alegando también que si causo baja por accidente, parte de su producción disminuiría. Es decir, que en cualquier momento alguien se puede dar cuenta de un peligro en el trabajo y solucionarlo sin costes extras, ya sea por intereses propios o ajenos, la seguridad en el trabajo es cosa de todos los que lo desempeñan.

    Guillermo Martín (Producción Fabricación Mecánica)

    #1954

    Estoy de acuerdo con usted Sr. khalid, de que la economía esta pasando un mal momento. Pero no estoy de acuerdo con el tema mas importante el cual es, invertir en seguridad en el trabajo. aunque entienda su punto de vista yo creo que si nos descuidamos en la seguridad solo aumentaría un 3% los accidentes laborales lo cual supondría unos 10.000 accidentes mas al año. De todos los accidentes que suceden al año solo 10% de ellos son graves, lo cual los accidentes que no son graves no suponen una perdida grande de dinero.

    Por lo tanto, si dejásemos de invertir tanto dinero en seguridad la economía podría mejorar y eso seria un avance económico y así todo el mundo podría disfrutar de ello. y solamente con que los trabajadores pusieran un poco de entusiasmo y de interés la cifra de accidentes laborales al año reduciría rápidamente.

    En conclusión, creo que seria mejor no invertir en la economía y que los trabajadores estuviesen un poco mas atentos a lo que hacen.

    Josu Garcia de Albeniz (Programación de la producción mecánica)

    #1955

    BecketR
    Participante

    Como vengo diciendo anteriormente, los accidentes laborales han aumentado. Hay que mencionar que existen riesgos laborales, pero sin una formación y disciplina para prevenir los riesgos seguirá existiendo una cantidad de accidentes laborales que se podrían evitar

    por otro lado los siniestros laborales suceden por diversas causas: por condiciones físicas del empleo, por falta de precaución de sus compañeros o superiores, causas medioambientales, por maquinaria que falla. Pero quiero concretar una, como es la maquinaria que falla ,ya que, Hay que recordar la crisis económica que hubo en el país,hubo muchas consecuencias, como el recorte de precios en empresas e industrias, por ello hubo empresas que alargaron la vida de las maquinas y así aumentaron los accidentes laborales en los últimos años

    Beckett Ruiz (Diseño en Fabricación Mecánica)

    #1956

    CarlosChamorro
    Participante

    Buenos días SR.Josu , no estoy de acuerdo con lo que ha escrito por una serie de motivos lógicos desde mi perspectiva. Primero dices que no se debe invertir en la seguridad laboral cuando es uno de los aspectos más importantes ya que gracias a ello los trabajadores pueden realizar su trabajo de una forma cómoda y sin miedo a que nadie se haga responsable en el caso de que haya una desgracia .
    En segundo lugar comenta que solo llegaría a aumentar un 3% los accidentes en puestos de trabajo donde yo creo que podría ser más ya que hay diversos puestos de trabajo en los que la tasa de accidente laboral es bastante elevada aunque haya 10000 accidentes al año y solo el 10% sea grave conviene tener en cuenta el otro 90% aunque no suponga una gran perdida de dinero ya que no deja de ser importante la seguridad del trabajador .Por último he de mencionar que tampoco estoy de acuerdo con la ultimo que ha citado ,pienso que cada persona pone al menos algo de entusiasmo en su trabajo y que no tiene que estar centrado en lo que sucede a su alrededor ya que no se encuentra en un campo de batalla.
    La forma más lógica de conseguir seguridad laboral es invirtiendo en la formación de los empleados para que sepan bien los riesgos que puede tener ese puesto de trabajo.

    #1957

    Jon Ibañez
    Participante

    Discrepo totalmente con el punto de vista de Josu Garcia ya que en mi opinión los trabajadores deberían poder realizar su trabajo libres de riesgos o miedos por posibles accidentes pudiendo efectivamente estar mas atentos al labor que están realizando en lugar de tener que estar pendientes de todo su entorno como si se encontraran en una jungla.

    Algunos ejemplos en los que el empresario es económica y moralmente responsable y no el trabajador serian los siguientes:

    Mala ventilación

    Esta es una de las condiciones de inseguridad más comunes, dado que cuando una persona se ve forzada a realizar un trabajo, impulsada por la necesidad de un ingreso económico, utiliza todas sus energías, exige a su cuerpo más de lo recomendable, y no repara en ciertas características del entorno laboral que pueden dañar su organismo, tales como la inhalación de sustancias peligrosas pero aparentemente inofensivas.

    Escaleras sin pasamanos

    Similar a la condición anterior, la falta de pasamanos en una escalera no siempre es motivo de accidentes. Sin embargo, las situaciones más diversas pueden desembocar en peligrosas caídas por dicha causa; por ejemplo: encontrarse a mitad de camino y sufrir una descompensación y no tener forma de sujetarse para evitar la caída, subir o bajar las escaleras con cajas o carpetas que limiten la movilidad y tropezarse repentinamente, o bien resbalarse, quizás por otra condición insegura, como ser un piso húmedo sin señalización.

    Otras medidas economico-preventivas responsabilidad del empresario (no me imagino un mundo en el que el trabajador tenga que pagar el mantenimiento de una empresa que no es suya) serian algunas como reponer maquinaria antigua,arreglar cualquier desperfecto como surcos en el suelo,adquirir y reponer siempre que sea necesario el EPI (equipo de protección individual) de cada trabajador…

    Al fin y al cabo trabajamos para vivir y no al revés.

    Jon Ibañez(Diseño en fabricación mecánica)

    #1959

    gpr96
    Participante

    Buenos días, en relación al último comentario de mi compañero el Sr.Josu quiero posicionarme a favor suyo ya que como bien dice y deja ver entrelíneas, no toda la culpa la tienen los empresarios y muchas veces somos nosotros los propios trabajadores los que debemos ser más responsables y consecuentes con nuestros puestos de trabajo.

    Cada accidente o enfermedad en un puesto de trabajo, ya sea grave o no tan grave supone un coste para el empresario. Muchas veces son accidentes que se pueden prevenir solo con más atención y responsabilidad por parte del trabajador.

    Me gustaría recalcar algún coste importante del que se hace responsable el empresario:
    -Costes salariales: lo que el empresario paga pero no se trabaja.
    -Costes derivados de la contratación de un substituto: no sólo salariales, sino también seleccionar y dar de alta, formarle, el tiempo que tarda en ser igualmente productivo/a.

    En este enlace http://istas.net/Web/index.asp?idpagina=1954 os dejo un listado con los demás costes que asume el empresario cada vez que hay un accidente o enfermedad.

    En conclusión, no me pongo en contra de la prevención pero si que quería hacer una pequeña critica a esos trabajadores que en la mayoria somos jovenes y que tal vez no pensemos lo que supone ser responsable en un puesto de trabajo y la repercusión que tiene un accidente, tanto para uno mismo como para la empresa.

    Guille Pena ( Programación de la producción en fabricación mecánica )

    #1960

    Inigo
    Participante

    Hola compañer@s!!!
    Me resulta muy evidente que en este foro prevalece una mentalidad de empleado por cuenta ajena, casi todo el mundo pidiendo más y más inversiones en prevención de riesgos laborales y cargando contra empresarios y gobiernos.
    Es políticamente correcto, como ser anti-taurino…

    Lo primero que quiero decir es que no me parece necesario ya que a estas alturas de siglo las condiciones laborales en que desarrollamos nuestros trabajos son muy buenas en la mayor parte de las empresas.
    Quiero aportar unos datos que publica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en los que dice que en 2015 hubo un total de 458023 accidentes con baja de los cuales tan solo 3479 fueron graves, un ridículo 0.76% y 515 mortales, 0.11%.
    En en avance de enero-noviembre de 2016 se han producido 514622 accidentes con baja de los cuales 3278 fueron graves, 0.64%, y 440 mortales,0.086%.
    En estos datos datos están incluidos 71225 accidentes y 114 muertes in itinere en 2015 y 69716 accidentes y 112 muertes in itinere en 2016.
    De los 515 accidentes mortales de 2015, 224 fueron producidos por infartos, derrames y otras causas naturales y 205 en 2016.

    Me parece una aberración computar como accidente laboral los producidos in itinere porque considero que ningún empresario es responsable de lo que pase fuera de su empresa y mucho menos de los producidos por infartos y causas naturales.Esto falsea las estadísticas.
    Dicho esto creo que queda bastante claro que se producen poquísimos accidentes laborales graves o mortales.
    Dada mi experiencia laboral puedo decir que una gran mayoría del resto de accidentes son producidos por culpa del propio trabajador porque muchas veces no quieren hacer uso de las EPIs, no quieren seguir los protocolos establecidos en el desarrollo de sus funciones,etc.
    Así que creo dejar bastante claro que la solución no pasa por invertir más y más dinero en prevención sino en hacer que se cumplan las normas ya establecidas.
    Además me gustaría saber de donde debería salir el dinero que tanto pedís para invertir en prevención.

    Saludos a tod@s.

    Iñigo Hernández Programación de la fabricación mecánica. 341SA

    #1961

    AitorSC
    Participante

    Me gusta

    Like

    Dedito pa’arriba

    #Iñigo+1
    XD

    #1962

    AitorSC
    Participante

    Entiendo lo que quiere decir Josu. Sin embargo, conviene matizar lo que ha expuesto, ya que puede resultar agresivo decir tan de repente: “creo que seria mejor no invertir en la economía y que los trabajadores estuviesen un poco mas atentos a lo que hacen“.

    En la práctica laboral, por mucho que una empresa invierta en seguridad, o dicho de otra manera, que se le faciliten medidas de protección y formación al trabajador, muchas veces nos encontramos situaciones en las que el trabajador ignora esas condiciones. Es algo habitual porque son muchos los factores que desencadenan la situación.

    Es cierto, por un lado, que en muchas ocasiones son los propios trabajadores los que “pasan” de las normas porque así les resulta más fácil realizar su trabajo, o por simple comodidad. ¡Cúantas veces hemos visto obreros sin el casco cuando deberían llevarlo! O no utilizar el arnés en trabajos en altura (aun teniéndolo puesto), no vestir la indumentaria adecuada con bandas reflectantes, lesionarse por utilizar una herramienta inadecuada por el simple hecho de tenerla más a mano, etc.

    Por otro lado, son las propias medidas de seguridad y sobre todo los protocolos de actuación y planes de prevención los que, tanto de forma directa como indirecta, provocan las situaciones de inseguridad, ya que en ocasiones resultan incompatibles con las actividades a realizar. Esto sucede precisamente por la sobrecarga de acciones que estos protocolos piden que se cumplan. En consecuencia, si es necesario realizar el trabajo y algunas medidas lo impiden, se omiten, con el riesgo que eso conlleva.

    Por poner un ejemplo con el que se pueda entender lo que acabo de exponer, voy a explicar una situación real:

    Supongo que casi todos recordaréis el fatídico accidente de tren en Angrois, cerca de Santiago de Compostela, el 24 de julio de 2013, donde un Alvia descarriló en una curva, y que tuvo como resultado 80 víctimas mortales. Bien, pues a raíz de ese accidente (que no fue sino el resultado de una mala gestión política, pero no me voy a poner a debatir sobre eso), se establecieron y llevaron a cabo apresuradamente una serie de protocolos “de seguridad” que a posteriori lo único que han hecho ha sido imposibilitar la realización de muchos trabajos. Es más, en lugar de evitar situaciones de peligro, ahora son más frecuentes y los operarios que trabajan a pie de vía las sufren a diario. Por ejemplo, cuando hay desperfectos que afectan a la red viaria de forma grave (puede provocarse un accidente mortal de forma inminente<sup>1</sup>) se ven obligados a instalar una serie de señalizaciones para las que hay que solicitar permisos a nivel de la jefatura central, los cuales tardan meses (los hay que han superado el año) en conceder. Si esas señalizaciones realmente sirviesen para algo, la espera a lo mejor se podría hacer más liviana, pero realmente no aportan nada e incluso contradicen a otros procedimientos que sí han demostrado ser funcionales. Como ya he dicho, se hicieron apresuradamente y sin consenso ni consejo de los auténticos conocedores del tema, sino que lo realizaron gente ajena a la empresa (ADIF/RENFE, por cierto, que no lo había mencionado aún), sin comprobar siquiera la efectividad de las anteriores medidas, y por supuesto, contratada por ciertas partes interesadas.

    El caso es que ante estos eventos el trabajador se ve entre la espada y la pared. ¿Hago el trabajo y evito muertes aun a sabiendas de que me juego el puesto? ¿Me ciño a lo establecido por las normas? ¿Y si por seguir las normas ocurre algo trágico? (Seguramente la culpa también se la achaquen a el y pierda el puesto o sea penado)

    En fin, la realidad en muchas ocasiones supera a lo que se nos pase por la cabeza y podamos teorizar. A modo de conclusión, y a mi parecer, más vale invertir lo justo y necesario en lo que realmente puede dar frutos y en quien puede aportar, enseñar, educarnos y guiarnos, que echar el dinero en un saco sin fondo.
    Si a unas brasas le echamos ramas conseguimos una hoguera. Si a una hoguera le echamos un tronco incendiamos la casa.

    Os dejo con la reflexión. Mientras me cojo la baja por por depresión.

    Aitor Saenz Ceniceros (Programación de la Producción en Fabricación Mecánica)

    😉

    1
    Postdata: Para que os hagáis una ligera idea de a que me refiero con inminente, significa que el próximo tren que pasa, la palma, así de conciso, con las 10, 50, 100 o 400 personas que lleve consigo. Un poquito de perspectiva realista.

    #1963

    gpr96
    Participante

    Bravo #Iñigo+1

    y

    Bravo #Aitor+1

    Gente ????

    #1964

    Juls
    Participante

    Buenas tardes!

    Me parecen muy interesantes e enriquecedores los argumentos que estáis exponiendo en este foro, de esta forma me gustaría comentar algunas ideas que se han expuesto.

    En primer lugar, en el mensaje de Josu, comparto la idea de que en ocasiones el trabajador puede ser irresponsable en sus actividades laborales y de esta forma originar riesgos, pero no todos los trabajadores que están representados en los accidentes que aparecen en forma de cifras que se han dado en este foro son irresponsables. De la misma manera, de acuerdo con el Real Decreto 486/1997 publicado en el “BOE” (https://boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1997-8669), la obligación general del empresario es la siguiente:

    “El empresario deberá adoptar las medidas necesarias para que la utilización de los lugares de trabajo no origine riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores o, si ello no fuera posible, para que tales riesgos se reduzcan al mínimo.

    En cualquier caso, los lugares de trabajo deberán cumplir las disposiciones mínimas establecidas en el presente Real Decreto en cuanto a sus condiciones constructivas, orden, limpieza y mantenimiento, señalización, instalaciones de servicio o protección, condiciones ambientales, iluminación, servicios higiénicos y locales de descanso, y material y locales de primeros auxilios.”

    De esta forma el empresario está obligado a invertir en prevenir en medidas para que no se originen riesgos. De no hacerlo, dudo que la economía mejore (no me refiero a la situación económica del empresario que está claro que mejoraría considerablemente porque sería dinero que se ahorra).

    En segundo lugar, en el mensaje de Iñigo, comparto que los trabajadores deberían de hacer uso de las EPIs, como bien he dicho anteriormente la responsabilidad de los trabajadores debe ser máxima. Discrepo en la parte que se tacha de “ridículo” ese 0.11% de accidentes mortales, realmente los 515 fallecidos es una cifra que es alarmante y que no tiene que ser menospreciada aunque con la cifra de accidentes laborales sea esta inferior, los accidentes laborales mortales no tienen que tener un porcentaje bajo sino que hay que procurar que sea el mínimo posible y no conformarse con una cifra aceptable. Por otra parte, Los accidentes in itinere computan como accidentes laborales porque te expones a ese accidente por ir o por haber hecho una actividad laboral en la cual ese empresario se ha visto beneficiado, por lo tanto, yo creo que si tiene correlación.

    Respecto al origen de esa inversión en la prevención de riesgos que se pregunta, yo creo que está claro donde debe estar su procedencia: el empresario. Ese empresario tiene unos beneficios por las actividades laborales que realiza el trabajador, por lo tanto, de esos beneficios debe salir esa inversión. Alguno dirá que los beneficios que obtiene el trabajador por la labor realizada realmente es lo que ha generado en esas horas de trabajo y que no tiene porqué invertir en esa prevención de riesgo, pero si es así, ¿Donde está el beneficio del empresario?. De esos beneficios que ha generado el trabajador se debe sacar esa inversión.

    Para finalizar, me gustaría comentar esta frase del mensaje de iñigo: “Lo primero que quiero decir es que no me parece necesario ya que a estas alturas de siglo las condiciones laborales en que desarrollamos nuestros trabajos son muy buenas en la mayor parte de las empresas”. Según el informe realizado por la Conferencia Sindical Internacional (ITUC, siglas en inlgés) se indica que España ha entrado en el grupo donde más a disminuido las condiciones de los trabajadores, de la misma forma añado un fragmento que expone esta organización ” “Mientras que un puñado de países han alcanzado una puntuación perfecta, en comparación con el año pasado, ha habido un aumento en todos los ámbitos en el número de países en los que las condiciones han empeorado, incluyendo países como Camerún, Hungría, España y Sudáfrica”, esta información está sacada de: https://www.diagonalperiodico.net/global/27082-espana-entre-paises-donde-mas-retroceden-condiciones-laborales.html.

    No solo lo dice este sindicato europeo, sino que en España el 86% de los trabajadores creen que sus condiciones laborales han empeorado en los últimos 5 años (http://www.20minutos.es/noticia/2121554/0/condiciones-laborales/espanoles/estadistica-trabajos/).

    Por lo tanto, hasta que esas condiciones no sean las perfectas la inversión es obligatoria para reducir al mínimo los accidentes junto al comportamiento correcto de los trabajadores.

    Un saludo.

    Julen San Vicente Múgica (Laboratorio)

    #1965

    Inigo
    Participante

    Hola Julen y demás compañer@s!!!
    No pretendía quitar importancia ni menospreciar a los accidentes mortales, un solo muerto es demasiado, pero lo hacía desde la frialdad de las cifras y mantengo que desde el punto puramente estadístico mi exposición es correcta.
    Estoy de acuerdo contigo en que las inversiones deben correr a cuenta del empresario y más si están obligados por ley.
    También soy consciente de que en muchos lugares de trabajo han empeorado las condiciones de trabajo pero no deberían hacerlo en el tema de seguridad laboral. De ser así el primer responsable es el empresario pero para luchar contra esto existen mecanismos como la Inspección de Trabajo, que depende del gobierno, y los sindicatos que tú sacas a relucir que pueden conocer de primera mano estas faltas y denunciarlas, pero actualmente en este país los sindicatos tienen escaso apoyo de los trabajadores, por qué será….

    Iñigo (Programación de la Producción en la Fabricación Mecánica)

Viendo 15 publicaciones - del 31 al 45 (de un total de 89)

El foro ‘Debate PRL 16/17’ está cerrado y no se permiten nuevos debates ni respuestas.